Los bosques y selvas forman parte importante del pulmón de nuestro planeta, es importante considerar que sólo producen el 28% del oxígeno disuelto en la atmósfera y nuestro gran pulmón en realidad es maltratado constantemente por nuestra forma de vida, ya que el océano  produce aproximadamente el 70% del oxígeno disuelto en la atmósfera, y a pesar de ello, la mayoría de nuestros desechos industriales, domésticos, aguas residuales, y la basura producida en tierra termina sumergida en el mar, en ocasiones no percibimos el daño porque el 70% de dicha basura no se encuentra en la superficie al alcance de nuestra vista.

Actualmente como resultado de las constantes descargas de basura a nuestro océano y por un ritmo de vida que de manera desmedida produce desechos en cantidades inmensurables, hoy día hemos atentado no sólo contra nuestro entorno, sino contra la vida de la especie humana y el resto de seres vivos que habitamos el planeta tierra. Por tal motivo, no es raro ver las siguientes noticias: “Estamos usando tanto plástico, que eso es por lo que vamos a ser recordados”, “La bomba de carbono, las enfermedades y venenos que el derretimiento del hielo del ártico está sacando a la luz”, “La isla de basura en el pacífico ya es mas grande que Francia y preocupa a la humanidad” y pare de contar.

En vista de esto, Spondylus nuevamente asume su compromiso participando en  AWARE week 2019, siguiendo su eslogan “Es hora de tomar medidas para un océano limpio”. Por medio de este programa se alienta a los profesionales de buceo y a lacomunidad mundial de buceo a liderar o participar en actividades y cursos de AWARE week enfocados en abordar la contaminación (movimiento global patrocinado por la ONG Project Aware), ONG que tiene como misión conectar la pasión por la aventura oceánica con el propósito de la conservación marina, y la visión de un regreso a un océano limpio y saludable.

Este setiembre del 2019 Spondylus organizó de nuevo la Semana AWARE invitando a la comunidad de buzos a formarse en el curso PADI Dive Against Debris, para incentivar y hacer crecer el equipo AWARE de nuestra comunidad de buzos, quienes apasionados por el mundo marino, estamos siempre a disposición de retribuir las increíbles experiencias que vivimos cada vez que nos sumergimos, así como de proteger y cuidar nuestro océano. La especialidad de PADI Dive Against Debris, nos permite entender la importancia de buscarle el mejor destino a nuestros desechos y evitar que culminen en el mar, al darnos cuenta de que dicho daño esta colaborando directamente con la extinción no solo de miles de especies sino con la nuestra, además basado en nuestro entrenamiento como buzos nos prepara para extraer del fondo de forma segura los desechos que se encuentran en el lecho marino, y nos enseña qué, cómo y cuándo se pueden retirar.

En esta ocasión todo el equipo AWARE de Spondylus tomamos el compromiso de continuar saneando la zona de anclaje de las numerosas embarcaciones que se encuentran frente al Yacht Club de Pucusana (zona en donde se realizó la limpieza anterior).

El equipo de Spondylus estuvo conformado por un total de 14 buzos distribuidos en tres grupos de trabajo con sus respectivas parejas. Tomando en cuenta todas las normas para realizar un buceo seguro y con todos los materiales requeridos para la extracción de basura, nos sumergimos motivados con la idea de causar un gran impacto positivo en la zona de limpieza.

Además, en esta ocasión tuvimos el apoyo de la Alcaldía de Pucusana, quien no sólo apoyó con embarcaciones para la recolección de la basura, sino al final del día con el transporte de los desechos a un destino seguro. Por otra parte, nos agradó mucho que no sólo formó parte de esta ardua labor el equipo AWARE de Spondylus, si no además otras escuelas de buceo, así como también gran parte de la comunidad de pescadores y buzos que se dedican a la pesca artesanal en Pucusana, lo cual fue muy positivo, ya que el motivo de estas actividades no  sólo es sanear una zona de nuestro mar, sino crear conciencia del daño que hacemos constantemente e incrementar el número de personas comprometidas en tomar medidas para un océano limpio, integrando a la comunidad, el gobierno y a la empresa privada.

En el muelle del Yacht Club realizamos la labor de clasificación, pesaje y conteo de la basura extraída del mar por parte del equipo de Spondylus. En esta ocasión obtuvimos un total de 153 Kgs de basura. El ítem que más predominó fue el metal, seguido por el plástico, sin embargo hubo presencia de los diferentes ítems, como vidrio, ropa, materiales mixtos, papel, entre otros. En esta oportunidad pudimos apreciar que a diferencia de la limpieza anterior, donde fue impresionante la cantidad de filtros de aceites de embarcaciones en el lecho marino, hubo una cantidad muy significativa de baterías, lo cual es muy preocupante, porque es un material muy contaminante, se estima que una pila de mercurio puede contaminar 600 mil litros de agua, una alcalina contamina 167 mil litros de agua, mientras una de óxido de plata 14 mil litros. Y eso sólo por destacar a las baterías, sin contar el plástico que se micro-particula y prácticamente nunca desaparece, y los demás ítems que de igual manera tienen un gran impacto negativo en nuestro océano.

La actividad culminó con la entrega de todos los residuos al equipo de logística conformado por la municipalidad de Pucusana, quienes se encargaron de llevar todos los residuos a un destino seguro.

Esta actividad como siempre tiene un gran impacto positivo, impulsando cada vez mas a que se sumen personas comprometidas con nuestro océano, a crear conciencia en la comunidad, y en esta ocasión que personas como los pescadores que dependen de lo que les provee el mar para vivir, no solo sean extractores, sino protectores conscientes del océano, que contribuyan a mantener el equilibrio y asegurar la perpetuación de las diferentes especies y ecosistemas marinos en el tiempo. Y a pesar de que al finalizar las inmersiones nos traemos un trago amargo, producto de ver tanto desastre en el lecho marino, sabemos que vamos por buen camino al continuar con la misión de proteger nuestro planeta tierra.

Por nuestra parte nos comprometemos cada día más como equipo AWARE, a planificar con más frecuencia este tipo de actividades, a reciclar nuestros desechos no solo en nuestras actividades como centro de buceo, sino en nuestras casas. Y alentamos a todos a tomar conciencia, a empezar a hacer uso de las tres R (reduce, reutiliza y recicla) y a cambiar nuestro estilo de vida en búsqueda de proteger nuestra casa.

Agradecemos al equipo AWARE de Spondylus, a toda la comunidad de buzos en general, a los pescadores, a la comunidad y  a la alcaldía de Pucusana por colaborar arduamente y formar parte de esta maravillosa misión.

Renson Padilla.